¿Deberia Cargar mi teléfono durante la noche?: 5 Mitos falsos sobre la batería de tu smartphone



Existen gran cantidad de preguntas en internet sobre cómo y cuándo se deben cargar la baterías de los celulares. ¿Debo dejar mi smartphone enchufado durante la noche? ¿Es malo para el teléfono? ¿Es malo para mi seguridad? ¿Qué es lo correcto?

De hecho, ¿cuánto deberías cargar tu teléfono? ¿Cuándo es el momento adecuado para conectarlo? ¿Debería bajar al 0 por ciento cada vez? ¿Debe estar conectado hasta llegar al 100 por ciento? ¿Cómo se puede lograr la mayor duración de la batería en un smartphone? ¿Realmente importa si voy a cambiar mi teléfono el próximo año?

El debate va mucho más allá de la preocupación de un daño moderado a tu dispositivo, ya que algunas personas tienen miedo de "sobrecargar" la batería de un smartphone. Esa preocupación parece relativamente justificada, debido a que hace sólo unos años los Galaxy Note 7 de Samsung estallaron en llamas debido a problemas de batería. Pero eso es poco probable, a menos que un dispositivo tenga algunos defectos de fabrica graves como los que tenía el celular ya mencionado, al punto de correr el peligro de tener un incendio en el bolsillo (o en la mesa de noche).
A continuación te presentamos algunos de los mitos sobre la batería de los smartphones.

1. Cargar mi iPhone durante la noche sobrecarga la batería: FALSO


ALGO En lo que todos los expertos coinciden es en que los smartphone son lo suficientemente inteligentes como para no dejar que se produzca una sobrecarga. Los chips de protección en su interior, aseguran que eso no pueda suceder en un tablet, smartphone o incluso en un portátil. Una vez que la batería interna de iones de litio alcanza el 100 por ciento de su capacidad, la carga se detiene. Esto suele ocurrir en una o dos horas, como máximo.

Si dejas tu smartphone conectado durante la noche, vas a utilizar un poco de energía que constantemente se recargará cuando baja a 99 y sube a 100 por ciento durante el periodo de coneccion (A esto se le llama carga de goteo). Esto perjudica la vida útil de tu teléfono.

Lo mejor que puedes hacer es conectar el teléfono cuando te vayas a dormir; si te despiertas en algún momento de la noche, desenchufalo para evitar que se cargue constantemente. Si no sueles despertarte durante la noche, conecta el teléfono a un enchufe inteligente que esté programado para que se apague.

Posibles problemas que podrían surgir durante la carga nocturna:

1) ¿Hace calor aquí? La carga de goteo puede causar calentamiento. Muchos expertos recomiendan sacar el teléfono completamente del case para cargarlo durante la noche. Por lo menos, no apilar libros u otros objetos encima de un dispositivo de carga. Y mucho menos ponerlo debajo de tu almohada. Si haces algunas de las acciones anteriores, puedes esperar que el teléfono se caliente, no necesariamente lo suficiente para una combustión espontánea, pero al menos lo suficiente para dañar la batería.

Si tienes miedo al fuego, algunos expertos recomiendan dejar el dispositivo de carga en un plato mientras está enchufado, o ponerlo en algo metálico que sea más probable que disipe el calor, como lo hacen los disipadores de calor en los chips de las PC.

2) Cables defectuosos. Si utilizas un cable que no es del fabricante (imitación), o al menos "certificado" de alguna manera (los cables lightning de iPhone deberían estar certificados por MFi, por ejemplo), podría ser un problema. Es posible que el cable y los conectores no cumplan las especificaciones necesarias para el teléfono o la tablet. No escatimes en la compra de cables originales para tu smartphone.

2. Debería congelar mi teléfono para evitar problemas de batería: FALSO


Las baterías de iones de litio odian dos cosas: el frío extremo y el calor extremo. Con el frío, cargar repetidamente un smartphone en temperaturas bajo cero puedes crear un "revestimiento de litio metálico" permanente en el ánodo de la batería, según BatteryUniversity. No se puede arreglar ese problema; y tratar de hacerlo sólo va a matar la batería más rápido.

Tanto la batería como los circuitos internos de cualquier smartphone son incompatibles con el calor. Tu smartphone es una computadora, y las computadoras y el aire caliente son enemigos mortales que se remontan a décadas atrás. Por ejemplo, deja tu iPhone al sol mientras te relajas en la piscina o playa algún día, y no te sorprendas cuando el dispositivo te avise que necesita enfriarse. En verano, se recomienda que no lo dejes expuesto al sol, preferiblemente déjalo en la sombra.

Apple dice específicamente que cargar los iPhones a más de 35 grados C/95 grados F causará un daño permanente a la batería; espera lo mismo con cualquier smartphone moderno.

Lo mejor es no hacerlo NUNCA: No dejes que se enfríe o caliente demasiado al cargarlo. Y no pongas tu teléfono en el congelador. Eso es una tontería.

3. Mi batería siempre debe bajar al 0 por ciento: FALSO


Utilizar un smartphone hasta que se descargue por completo, no es el camino a seguir con las baterías de iones de litio. Ni siquiera dejes que se acerque tanto al 0 por ciento. Eso desgasta una batería de iones de litio incluso más rápido de lo normal. La descarga parcial es el camino a seguir.

Batería de teléfono al 1%

Las baterías cuentan con una obsolescencia programada desde el momento de su fabricación. El interior está en un estado de descomposición que no se puede evitar. Con el tiempo, simplemente vas a tener cada vez menos energía. Si tienes un viejo iPhone 5 o 6 todavía en uso y te preguntas por qué sólo tienes una carga de unas pocas horas en comparación con el día casi completo que tenías cuando era nuevo, es por esa razón, su capacidad disminuye con el tiempo.

El único momento en el que querrías hacer un esfuerzo para agotar la batería de un smartphone es para recalibrar el sensor interno que muestra el nivel de la batería de tu teléfono. No se puede garantizar, de hecho, muchas personas creen que no funciona en absoluto, pero algunos lo recomiendan, especialmente si tienes un teléfono que alcanza el 10 por ciento (o incluso el 20 o 30 por ciento) y parece morir abruptamente.

Lo mejor que puedes hacer: Enchufa el teléfono antes de que te pida que entrar al modo de bajo consumo; iOS te pedirá que lo enciendas cuando llegue al 20 por ciento de potencia. Enchúfalo cuando el teléfono esté entre el 30 y el 40 por ciento. Los teléfonos llegarán al 80 por ciento rápidamente si haces una carga rápida. Desconecta el enchufe entre el 80 y el 90, ya que llegar al 100 por ciento cuando se utiliza un cargador de alto voltaje puede generar un poco de tensión para la batería. Mantén la carga de la batería del teléfono entre el 30 y 80 por ciento para aumentar su vida útil.

La carga rápida como la que hemos visto en los teléfonos Android durante un tiempo finalmente llegó con el iPhone 8 y X. Antes, a un iPhone le tomaba un par de horas subir un 50 por ciento. Apple afirma que a partir del modelo 8 los iPhone puede cargar el 50 por ciento en sólo 30 minutos con los cargadores adecuados. Esto requiere un adaptador de corriente USB-C, lo que a su vez significa tener un cable especial USB-C a Lightning, ninguno de los cuales se incluye con un iPhone; o usar un cargador de mayor voltaje como el de un iPad o incluso una MacBook.

4. Mi batería desarrolla una 'Memoria': FALSO


El desarrollo de una "memoria" fue un problema con las antiguas baterías de níquel-cadmio (NiCad). De ahí vino todo el asunto de "descargar la batería por completo". Como dijimos, no es necesario en las baterías de iones de litio.

Entonces, ¿por qué parece que las baterías de iones de litio no duran tanto tiempo como cuando? No se trata de "memoria", sino de capacidad. La batería de tu smartphone a lo largo de su vida se degrada lo suficiente como para que, en la misma cantidad de tiempo de carga, un teléfono nuevo pueda alcanzar una carga completa, mientras que un teléfono más antiguo sólo puede llegar a alrededor del 82 por ciento.

Otra forma de verlo es que las baterías nuevas tienen la necesidad de absorber toda esa energía.

Apple afirma que "las baterías de iones de litio de Apple están diseñadas para mantener al menos el 80 por ciento de su capacidad original durante un alto número de ciclos de carga", pero también admite que la cantidad difiere de un producto a otro.

Las baterías del iPhone de Apple también son compatibles con la "carga rápida", por lo que llegarán al 80 por ciento rápidamente. Después del 80, verás que la capacidad aumenta lentamente, en parte para evitar la acumulación de calor, y eso prolonga la vida de la batería. Pero, ¿adivina qué? La carga rápida tampoco es buena para las baterías de iones de litio, ya que hace que la corrosión sea aún más rápida.

Los iPhones actuales vienen con un bloque de cargador de 5 watts (eso es 5 voltios a 1.1 amperios). ante ello, puedes cargar más rapido con un cargador de 10W, que tiene una salida de 5 voltios a 2.1amps, que es el tipo de cargador que viene con un iPad. Si te limitas a la carga inalámbrica basada en Qi, ten en cuenta que la mayoría admite 7.5W, con la carga rápida inalámbrica ya disponible.

Lo mejor que puedes hacer: Deja de preocuparte por la "memoria". Si vas a cargarlo durante la noche, no lo hagas rápido. Usa una carga lenta. Eso significa que tu cargador debería tener un voltaje más bajo.

5. Las baterías de los teléfonos móviles sólo duran un par de años: FALSO


Las baterías de los teléfonos miden su vida útil en "ciclos de carga". Eso significa que cada vez que se descarga el 100 por ciento de la capacidad, se cuenta un ciclo, pero eso no significa que se haya llegado hasta el cero.

Por ejemplo, si tu teléfono está al 80 por ciento, baja al 30 por ciento (eso es el 50 por ciento), y lo carga de nuevo al 80 y usa ese 50 por ciento de nuevo... eso es un ciclo. Podrías usar el 75 por ciento un día, el 25 por ciento el siguiente; eso es un ciclo. Se espera que los iPhones tengan una vida útil de 400 a 500 ciclos de carga.

A finales de 2017, Apple admitió haber ralentizado secretamente las baterías de los iPhones más antiguos en nombre del "rendimiento general y la prolongación de la vida de... los dispositivos". Primero aplicó las ralentizaciones a los iPhone 6 y iPhone SE, pero también las extendió a los iPhone 7. Después de un alboroto, Apple ofreció el reemplazo de la batería de estos teléfonos por 29 dólares, muy por debajo de la tarifa habitual de 79 dólares, hasta finales de 2018. Ahora han vuelto a costar 79 dólares, pero eso es mucho más barato que un nuevo iPhone.

Comentarios