4 predicciones tecnológicas para el 2020



La digitalización de los negocios exige una forma más ágil de operar las aplicaciones y los procesos con el fin de satisfacer las necesidades del mercado, que se encuentra en constante cambio. La cantidad ilimitada de conocimiento disponible al alcance de nuestras manos, y los avances tecnológicos, se están acelerando más rápido que nunca, por lo que las líneas entre los dominios físicos y digitales se están desdibujando.

A medida que avanzamos hacia la cuarta revolución industrial, si miramos hacia atrás, a algunos de los desarrollos tecnológicos clave en 2019, esto es lo que podemos predecir para 2020.

1.  Los trabajadores que buscan ahorrar tiempo pondrán en marcha la demanda de IA

En 2020, los cambios en el lugar de trabajo relacionados con la inteligencia artificial (IA) se convertirán en una tendencia notable. Un reciente informe de PwC reveló que el 67% preferiría la asistencia de la IA a los seres humanos como auxiliares de oficina.

Aunque la tensión social en torno a la IA continuará, la creciente apertura de los trabajadores a la automatización impulsará los cambios de manera progresiva. Por ejemplo, los millennials, que ahora representan la mayoría de los trabajadores, se sienten instintivamente cómodos utilizando inteligencia artificial.

Como consumidores, es más probable que aprueben la atención al cliente proporcionada por la IA, las recomendaciones de productos automatizados, e incluso quieren que la IA mejore su experiencia al ver deportes.

Los millennials y otros trasladarán sus preferencias en la atención al cliente, proporcionadas por la inteligencia artificial, a sus trabajos y esperando lograr que las tareas rutinarias sean automatizadas.

Esto conducirá a beneficios adicionales, incluyendo una mayor productividad y actividad económica.
Los empleadores necesitarán inclinarse hacia este cambio, apoyando a aquellos empleados que quieran usar la automatización para ser más productivos, ayudando a otros a entender los beneficios y proporcionando apoyo a aquellos que necesiten ayuda para aprender a usarla.

2. La inteligencia artificial y la inteligencia emocional convergen 

Los clientes son individuos con necesidades similares, de sentirse importantes, escuchados y respetados. Como resultado, la "IA empática" se aplica cada vez más en la publicidad, el servicio al cliente y para medir el grado de compromiso de un cliente en su viaje.

Según un reciente informe de Accenture, la IA tiene el potencial de añadir 957.000 millones de dólares, o el 15% del valor bruto actual de la India para el 2035. En 2020, esta tendencia se pondrá en marcha, con más empresas tecnológicas infundiendo empatía a sus sistemas de inteligencia artificial.

A medida que las empresas utilicen la IA empática para hacer realidad más beneficios de la tecnología avanzada, infundirán más confianza, crearán mejores experiencias para los usuarios y ofrecerán una mayor productividad.

3. El aprendizaje automático pasa de ser una novedad a una función de rutina

Las empresas, las compañías tecnológicas y la gente común han quedado fascinadas por la novedad y la promesa del aprendizaje automático (ML). Pero en 2020, el ML será menos novedoso. En cierto modo, se desvanecerá hasta ser casi invisible, aunque tenga un gran impacto.

Los servicios tecnológicos se anticiparán cada vez más a las necesidades, ya sea en relación con los informes de gastos, la programación u otros procesos. Eventualmente, hará todas o algunas de las tareas, con más precisión y velocidad que un ser humano. El itinerario de viaje preferido de uno puede ser sugerido y completado en base a viajes anteriores, y automáticamente combinado con los compromisos de los proveedores preferidos de la compañía.

Surgen soluciones que finalmente predicen la ubicación de los gastos en base a las ciudades visitadas anteriormente, haciendo que el proceso de llenado de los informes de gastos sea aún más rápido. Todo esto, y más, será posible a medida que el ML se desvanezca en el fondo, permitiendo poner más esfuerzo en tareas creativas y productivas. Esta es una tendencia que traerá más beneficios en el 2020.

4. Los datos pasan de ser una herramienta analítica a una herramienta de toma de decisiones

En 2020, el cambio a la utilización de datos para la toma de decisiones en tiempo real se acelerará para un número creciente de funciones de negocio. En el próximo año, muchas más organizaciones comenzarán a darse cuenta del potencial de sus datos para guiar de forma inteligente las decisiones empresariales y aprovecharlos para alcanzar niveles de éxito aún mayores.

Y mirando aún más lejos en el futuro, eventualmente podrán determinar si las políticas de los proveedores potenciales se adhieren a las leyes internacionales y a la ética social, y podrán utilizar los datos para identificar, por adelantado, una serie de potenciales interrupciones en la cadena de suministro, como por ejemplo un pequeño número de proveedores concentrados en una región vulnerable al clima o a los desastres causados por el hombre.


Comentarios