¿Por qué los teléfonos explotan? ¿Y cómo puedes prevenirlo?


francisco perez yoma por que telefonos explotan

La explosión de los teléfonos son accidentes increíblemente raros y difíciles de entender. Pero, ¿Por qué explotan?¿Cómo sé que mi teléfono no explotará?

La fuga térmica causa explosiones

Cada vez que una batería de iones de litio explota o se incendia, comienza un proceso llamado fuga térmica. Este proceso puede ser un poco difícil de entender, así que trataré de explicarlo de la forma más sencilla.

Este tipo de baterías contienen una tonelada de iones de litio. Cuando las baterías alcanzan una temperatura crítica debido al calor externo, sobrecarga, daño o mala fabricación, entra en una descomposición exotérmica. Básicamente, la propia batería comienza a liberar una tonelada de calor.

Esto inicia el proceso de fuga térmica. Una vez que la batería entra en descomposición exotérmica y libera calor, dependiendo de la velocidad de este proceso, podría llegar a incendiarse o explotar.

Ahora que entendemos el proceso de fuga térmica, es mucho más fácil determinar cómo, cuándo y por qué explotan los teléfonos.

No dejes tu teléfono en el auto

Si dejas cargando tu teléfono en el auto, lo someterás a temperaturas altas. Las baterías se calientan naturalmente durante la carga, imagina cuánto más si lo dejas en el auto, donde el calor es mucho más intenso. Cuando haces esto, tal vez la batería no explote al instante pero puedes deteriorarla a largo plazo.

Es probable que tu teléfono no explote si lo dejas cargando en el auto durante todo un día. Pero si esto pasa de forma constante, esa acumulación de presión puede llevar a tu teléfono a tener una fuga térmica, lo más probable es que se rompa antes de que explote. Además, es bueno saber que los teléfonos más avanzados ya han incorporado la seguridad que evitan problemas mucho más graves.

Utilice dispositivos confiables

Los cargadores baratos casi siempre son compatibles con cualquier dispositivo, ya sea con teléfonos nuevos o antiguos, asimismo un cargador nuevo puede funcionar con teléfonos anteriores. Sin embargo, lo mejor siempre será usar cargadores originales, de buenas compañías o cargadores certificados.

Los cargadores que no están certificados, especialmente los cargadores inalámbricos que siempre tienen una mala calidad, pueden generar exceso de calor y dañar la batería del teléfono. Por lo general, este daño ocurre durante un largo período de tiempo, y generan cortocircuitos en la batería de tu teléfono.

Pero no te preocupes, un cargador barato no "sobrecargará" tu teléfono (aunque eso sin duda causaría una explosión). Los teléfonos tienen limitadores de voltaje incorporados que evitan sobrecargas.

Encontrar el cargador adecuado para tu teléfono es sorprendentemente fácil. Puedes comprar un cargador directamente del fabricante de tu teléfono. Si tienes un iPhone, también deberías buscar cargadores con certificación MFi, y si vas a comprar un cargador inalámbrico, busca un dispositivo con certificación Qi.

La mayoría de las explosiones telefónicas se deben a una mala fabricación

Aunque la sobrecarga y el sobrecalentamiento suena peligroso, rara vez causan incendios, cortocircuitos o explosiones. Las fallas mecánicas tienden a romper una batería antes de que tenga la oportunidad de entrar en una fuga térmica, y las características de seguridad incorporadas evitan que estas fallas se salgan de control.

El destino de un teléfono suele determinarse durante el proceso de fabricación. Si un teléfono está destinado a explotar, entonces no hay mucho que puedas hacer al respecto. Casi en todos los procesos de producción, existe un porcentaje de error que luego se convierte en merma, pero en algunos casos esto puede pasar desapercibido en el momento y con el tiempo estos teléfonos que tienen fallas pueden causar dolores de cabeza.

Las baterías de iones de litio como lo dice su nombre, contienen litio, un metal increíblemente inestable. Esa inestabilidad  retiene y transfiere electricidad, pero puede ser desastrosa cuando se mezcla con otros metales. Lamentablemente, estas baterías también contienen níquel, cobalto y grafito. Durante el proceso de fabricación, estos metales pueden formar depósitos en el equipo y contaminar la batería, esto puede causar inestabilidad química y provocar cortocircuitos y explosiones.

Pero, relájate, tu teléfono probablemente no explotará. Después de la controversia generada por la explosión de los Galaxy Note 7, surgió gran temor en las personas por el riesgo que esto significaba, explotaron cerca de 100 teléfonos de los 2 millones que Samsung había distribuído a las tiendas. Pero aún así, está claro que las explosiones son extremadamente raras y existen formas de poder estar libre de una amenaza como esa.

Mi consejo para ti es el siguiente, evita comprar un teléfono nuevo si no estás totalmente informado, busca en Google cuáles son las características y asegúrate de que tengan certificaciones de calidad. No dejes tu celular en el auto y utiliza cargadores confiables; Porque aún cuando los cortocircuitos sean poco probables, no vale la pena arriesgarse y siguiendo estos consejos puedes evitar que algo como esto le suceda a tu teléfono.



Comentarios