Se acabó la guerra de especificaciones entre smartphones

¿Qué tan importantes son las especificaciones de los smartphones en realidad? puede parecer una pregunta tonta, pero honestamente: ¿son las especificaciones lo que definen el valor del teléfono?




Las especificaciones de hardware -como la velocidad del CPU, la cantidad de memoria RAM, los megapíxeles de la cámara y así sucesivamente- si bien hacen alguna diferencia, son una métrica sobrevalorada para juzgar qué teléfono debemos comprar. Quedaron atrás desde hace mucho los días en que las especificaciones regían el juego entre los teléfonos inteligentes, ahora todo se trata de la experiencia.

Aquí es realmente donde la "guerra de las especificaciones" comenzó:

Android estaba tan mal optimizado en sus inicios que la única manera de hacer que funcionara decentemente era agregándole hardware. Al mismo tiempo, para sacar más provecho de sus teléfonos, algunas personas pusieron manos a la obra y crearon soluciones que les ayudasen a tener una mejor experiencia con sus equipos, cosas como ROMs personalizados y overclocking, nacieron no por deseo, sino por necesidad (o tal vez una combinación saludable de ambos). Con la única finalidad de lidiar con la raíz del problema: Android era lento y tenía errores.

En ese momento, mejorar el hardware parecía una solución viable al problema. Los números más grandes significan un procesamiento más rápido, lo que significa un mejor rendimiento. Tiene sentido en el papel, al menos. Así que durante algunos años, aumentar las especificaciones de un terminal fue la muleta en la que cada fabricante se apoyó. Y no tardó mucho en que las pantallas y las cámaras estuvieran también en la mira.

Hoy por hoy estamos atascados en la misma rutina: los fabricantes ofrecen mayores especificaciones de hardware cada vez que sacan un teléfono nuevo, como si fuese eso lo que hará que un teléfono sea mejor que su competencia.


La diferencia está en los detalles

Entonces, ¿qué hace que un teléfono sea mejor que otro?


Ya que cada fabricante, Samsung, LG y similares añade en sus equipos sus propias características y aplicaciones, te preguntarás ¿Cuál es el siguiente paso? Pues optimizarlos. Los fabricantes necesitan asegurarse de que todo fluya de forma nativa con el resto del sistema operativo; En otras palabras, las adiciones que agregan necesitan trabajar bien con las optimizaciones que Google hizo. De lo contrario el rendimiento y la vida de la batería se tornan en un desastre, y nadie quiere eso. No todos los fabricantes son iguales. Todos pueden estar ejecutando Android, pero una vez que empiezan a agregar sus propias “mejoras”, todo esta destinado a cambiar, a veces para mejor, a veces para peor. Eso es lo que hace la diferencia entre cada teléfono.

Y va mucho más allá de las simples optimizaciones de software, también. Cada fabricante tiene que decidir cómo hacer que sus dispositivos sean únicos en un mar de opciones, tanto en software como en hardware. ¿Qué hace a un teléfono Samsung diferente de un LG? ¿Qué pasa con el píxel de Google? Lo que diferencia a un teléfono del resto es donde realmente se coloca el valor. Por ejemplo, la resistencia al agua puede ser una característica importante para ti, en ese caso, Samsung probablemente será tu favorito cuando te toque cambiar de teléfono.

Lo mismo ocurre con la carga inalámbrica, que es una característica muy apreciada por muchos. Si quieres un teléfono que reciba actualizaciones oportunas, no hay nada mejor que el píxel de Google. Escáneres de huellas dactilares están disponibles en casi todo modelo de gama alta, USB tipo C, duración de la batería, carga rápida, Aplicaciones, etc. Estos son los detalles que importan.

Tener un buen hardware bajo la tapa de tu smartphone es importante, nadie intentaría argumentar lo contrario. Pero la hoja de especificaciones ya no define lo que la magnífica pieza de hardware que tienes en tu bolsillo es capaz de hacer. Es hora de aceptar el hecho de que sólo porque un teléfono cueste $ 99 no lo hace automáticamente malo, al igual que si un teléfono cuesta $ 700 no lo hace automáticamente bueno.


Si quieres estar al tanto sobre lo último en tecnología, tips y consejos visita mi canal de youtube: 

Francisco Pérez Yoma Tech


Comentarios